Abarcar en un artículo todas las diferencias del inglés según países es, desde luego, una misión imposible. Evidentemente, existen marcadas variaciones entre el inglés británico y el americano, como también las hay respecto al australiano, el canadiense, el jamaicano, el hindú, el irlandés, el neozelandés y el sudafricano, por citar solamente algunos.

El tema se complica todavía más si se consideran las diversidades dialectales entre zonas de un mismo país: es cierto que en Estados Unidos —como consecuencia de los históricos y constantes flujos migratorios de su población, la rapidez con la que se extendió este idioma y lo recientemente que ocurrió— la homogeneidad es mucho mayor que en otros países; pero no lo es menos que se pueden agrupar y distinguir con claridad un mínimo de tres hablas distintas: la del norte, la del centro y la del sur de la nación. Dentro del Reino Unido la dificultad es mayor. Apenas un 5 % de la población británica habla el conocido como “inglés de Oxford” o “de la Reina”, que sería el inglés de manual, perfecto e impecable. La realidad demuestra que existen decenas, incluso cientos, de variedades dialectales distintas. ¡Si hasta ciudades separadas por apenas 60 kilómetros, como Liverpool o Manchester, presentan diferencias acentuadísimas!

Ampliando nuestro foco al aprendizaje de inglés en el mundo, podemos mencionar que los australianos son sus hablantes más glotones, pues tienden a comerse gran cantidad de sonidos y palabras. Podrían ser considerados, por ello, los “andaluces del inglés”. Por otra parte, los jamaicanos resultan prácticamente ininteligibles para la mayoría de los angloparlantes. El patois, idioma criollo formado en esta tierra mediante fusión del inglés de los colonos y las lenguas africanas, e influido a su vez por el francés y el español, suele resultar indescifrable para la mayoría de los ingleses nativos.

Otra curiosidad interesante respecto a las diferencias en este idioma es la emergencia del que muchos llaman «inglés del futuro». Los neohablantes de este idioma, con independencia de su comunidad idiomática materna, tienden a compartir procesos de aprendizaje del inglés y balbucean inicialmente este idioma de manera parecida, enfatizando las mismas construcciones y pronunciaciones, y cometiendo errores similares. Así, aunque es cierto que el origen lingüístico y la individualidad influyen al aprender inglés, por regla general solemos entendernos mejor con un neoangloparlante japonés, francés o chileno, tan inexperto como nosotros, que con un nativo británico, norteamericano o australiano.

Volviendo a la comparación entre el inglés británico y el americano, es importante destacar que los primeros entienden mucho mejor a los estadounidenses que a la inversa. La influencia de la industria cinematográfica ha sensibilizado los oídos british a esos usos idiomáticos diferentes a los propios, lo cual no sucede igual en el sentido contrario. En un próximo artículo, ahondaremos en las diferencias concretas de vocabulario, pronunciación, ortografía y gramática entre las comunidades idiomáticas de Gran Bretaña y Estados Unidos. Obviaremos, por supuesto, los matices e influencias con los que las jergas profesionales y suburbiales complican todavía más esta cuestión. No es lo mismo comunicarse con un pandillero del Bronx, con un broker de Wall Street o con un emprendedor de Silicon Valley.

Desde WordPlay, en cualquier caso, lanzamos un mensaje positivo: con independencia del tipo de inglés que hemos aprendido y del lugar en el que nos encontramos, cuando dominamos este idioma y existe auténtica voluntad de comunicación entre las partes, el intercambio interpersonal siempre se produce. Por ello, resulta imprescindible aprender inglés con personal nativo, cualificado, experimentado… ¡y múltiple! De este modo nuestros oídos se habitúan a diferentes hablas personales y regionales, lo que incrementa nuestra capacidad de aprender, comprender y hacernos entender en inglés. Este es el enfoque que siempre hemos aplicado en WordPlay a la enseñanza y el aprendizaje de este idioma.

+Si quieres leer más sobre el idioma inglés quizá te pueda interesar otros de nuestros blogs: Inglés en el mundo, Lecturas en Inglés para todos los niveles.